Clubhouse

LOS AUDIOLIBROS, PODCAST Y ESTA NUEVA HERRAMIENTA, HAY UNA OPCIÓN MUY INTERESANTE PORQUE PODEMOS ESCUCHAR ALGO MIENTRAS REALIZAMOS OTRAS ACTIVIDADES.



Las redes sociales están aquí para quedarse (creo que esto ya lo hemos dejado claro) y tenemos que aprender a manejar nuestro tiempo al usarlas y a buscarle las cosas positivas a cada una para sacar lo mejor de ellas. Hoy en día tenemos muchísimas opciones, y me atrevo a decir que el promedio de cuentas en redes por persona ronda en tres.


Las usamos para enterarnos de cosas, para unirnos por diferentes causas, para ver qué están haciendo nuestros amigos o familiares, para quejarnos, para pasar el tiempo, para buscar cosas y hasta para desahogarnos. Ahora, con la pandemia y la dependencia de la tecnología para seguir adelante con nuestras vidas, pasaron a jugar un papel muy importante en nuestra convivencia como comunidad.


Con ellas tratamos de mantener esas actividades que solíamos hacer antes del confinamiento como ir al gimnasio, conferencias, dar clases, reuniones y miles de otras cosas. Incluso, la gente se volcó a buscar la manera de generar ingreso y vimos de todo; directos, emprendimientos, contenido de valor, ejercicios, conciertos, clases de todo tipo, etc. Esto nos ayudó a darles un giro interesante a las redes sociales, ya que hay mucho material didáctico regado en las mismas, es cosa de filtrarlo y cambiar la manera en que vemos a las redes. Sí, es extremadamente fácil distraerte en las redes y caer en el hoyo negro, pero cada vez que entres, piensa que tienes que salir con un aprendizaje. De esta manera, vas a entrar con un propósito. Siempre lo he dicho y lo repetiré, si las usamos bien, las redes sociales pueden ser herramientas extremadamente poderosas.


Uno pensaría que con las redes sociales que tenemos hoy en día y su popularidad, es un mercado extremadamente difícil para entrar, y lo es. Pero, en medio de la pandemia, llegó Clubhouse y nos agarró por sor- presa. Nadie se esperaba que en este tiempo alguien trabajara en una red social nueva. Y te preguntarás, ¿qué es Clubhouse? Es una plataforma gratuita, un app mejor dicho, dedicado al audio exclusivamente, mediante la cual puedes crear habitaciones virtuales, donde las personas se ponen de acuerdo para hablar o discutir un tema en específico. Imagínate que entras a un hotel enorme y en cada habitación hay exponen- tes hablando de diferentes temas, y tú puedes entrar y salir de ellas hasta que encuentres algo que te guste. Una vez halles un tema que te interese y te guste, siéntate y disfruta.


Los moderadores de la habitación les pueden dar permiso a los invitados de hablar, aportar y preguntar, lo cual genera discusiones interesantes que la hace interactiva. Replica perfectamente las conferencias o charlas que estábamos acostumbrados a ir antes de la pandemia. Actualmente, solo está disponible en iOS (para iPhone), pero los creadores mencionan que prontamente también estará en otras plataformas. Tiene ya más de 8 millones de usuarios y lo más in- creíble es que es por invitación, y aun así se hizo extremadamente popular. Se han dado apariciones super- populares, como las de Elon Musk y Mark Zuckerberg, que han ayudado a generar bulla. Claramente, todas las otras redes sociales ya están viendo cómo replican esta experiencia dentro de sus propias plataformas, pero Clubhouse les lleva ventaja.


Todas las plataformas que son exclusivamente de audio han pasado a tomar un rol importante en nuestras vidas y han ganado una popularidad importante.


Realmente me encanta el giro que han dado las redes sociales con todo este confinamiento que hemos tenido. El porcentaje de contenido de valor o positivo ha aumentado de manera radical en todas las redes, y eso es buenísimo.


Imagínate a personas que no tienen una computadora, o conexión a internet o una plataforma de aprendizaje formal, pueden aprender muchísimas cosas a través de las redes solo con un celular. Siempre pensamos que las redes son una pérdida de tiempo y por eso no las volteamos a ver como una herramienta de aprendizaje, pero mira para atrás y piensa en todo lo que has aprendido en este confinamiento a través de Instagram, YouTube, Tik-Tok y ahora Clubhouse.


Dediquémonos a rellenar las redes sociales de con- tenido de valor, compartamos conocimiento con los demás y colaboremos, les prometo que beneficiarás al menos a una persona.

2 visualizaciones0 comentarios